miércoles, 8 de octubre de 2014

¿Regalas dulces en Halloween?

Aunque halloween no es una tradición mexicana, aquí donde vivimos llegan miles, MILES de niños a pedir dulces y es que al vivir tan cerca de la frontera con Estados Unidos hace que tengamos arraigadas ciertas tradiciones, que aunque no les guste a todo mundo, formas parte de nuestra idiosincracia.

Regalar dulces no va conmigo y no es que Darío NUNCA coma dulces, pero si ya todo el mundo regala dulces, yo prefiero restarles un poco de azúcar, caries y otras cosas a los peques, así que cada año busco que regalar que sea divertido, barato (porque hago muchísimos) y sin azúcar.

Hoy quiero platicarte que lo que regalé el año pasado.
Inspirada en el libro The Homemade Play Dough Recipe Book hice algunas recetas de plastilina para regalar.

Te platico que usé la receta que encontré en The Homemade Play Dough Recipe Book que no se cocina y las pinté de colores: verde, morado, negro y naranja y les agregué brillos del color que correspondía a cada uno.

Después formé pelotitas de todos los colores y las embolsé, puse 2 pelotitas de diferente color en cada bolsa y las cerré con una liga.

A cada una le puse una tarjeta que decía que era plastilina, porque no quería que pensaran que era dulce y se la fueran a meter a la boca, que aunque no es tóxica, puestos los ingredientes son comestibles (menos lo brillos), pues no es un alimento real.

Y tú ¿reglas dulces en Halloween?
La invitación que quiero hacerte es a que te unas a mi y no regales dulces, sino algo divertido y creativo.

Si te gustó la idea de regalar plastilina casera y necesitas recetas puedes usar el libro The Homemade Play Dough Recipe Book. Este enlace es un enlace de afiliado, lo que quiere decir que si compras el libro usándolo, yo recibo una pequeña comisión sin que a ti te cueste más.

El libro lo recomiendo no solo por la comisión, sino, porque lo tengo y me encanta.

Además si compras el libro con mi enlace quiero ofrecerte un regalo: las tarjetas que usé para que los
padres sepan que es plastilina y no dulces. Esta es una muestra de las tarjetas que hice, es una plantilla de 12 tarjetas cada una con una imagen diferente cada una ¿te gustan?

Lo único que tienes que hacer es mandarme un correo a ypzarate@gmail.com con tu comprobante de compra y te enviaré de regreso las tarjetas.

Ya sabes, si te gusta la idea de regalar plastilina casera y quieres las tarjetas, solo compra el libro haciendo click en este enlace: The Homemade Play Dough Recipe Book

Te dejo un abrazo
Yuria Prospero




miércoles, 23 de julio de 2014

Jugando y aprendiendo sobre "El Viejo Oeste"


Hoy me gustaría platicarte de una actividad que realizamos en este pasado ciclo escolar para aprender jugando un poco de historia del Viejo Oeste.

Antes lo he dicho, pero por si eres nueva por acá te lo cuento otra vez, Darío esta inscrito en Schoolcarpetas y en el año realizamos 2 proyectos "obligatorios" y lo pongo entrecomillado porque es obligatorio el tema mas no la forma de presentarlo ni las actividades a hacer sobre este, lo cual me da mucha libertad para llevar a cabo estos proyectos al gusto de mi hijo y con las actividades que lo atraigan y capten su atención.

Uno de los proyectos fue "El lejano oeste" y me encantaría contarte el juego que hicimos para contar esta historia.


Lo primero que hicimos en el proyecto fue ver “Érase una vez el hombre: América del Norte”Este episodio no es exclusivo del lejano oeste, pero cuenta la forma en que los ingleses llegaron a América, su relación con los indios, como viajaban en carretas y un poco sobre la fiebre del oro.










Para comenzar a contar la historia usamos un mapa mundi en donde le mostré en donde esta Inglaterra y el camino que tuvieron que cruzar para llegar a América. De esta manera localizó los 2 países en el mapa.



La historia comenzó en la entrada de la casa en donde hicimos el mar con unas telas azules y usamos el barco pirata de Darío para navegar por el océano Atlántico. Simulamos grandes olas que azotaban al barco para hacerlo mas divertido.

Aquí, ademas de la historia usamos palabras como: navegar, corriente, marea y otras que son nuevas para Darío.


Algo mas que le pareció muy divertido fue gritar “Tierra a la vista” cuando el barco iba llegando a la sala de la casa, que era el lugar que funcionaría como el continente. Darío tuvo la idea de “convertir” el mapa en un catalejo.









Llegamos "a tierra" y encontramos un montón de material para construir nuestro fuerte, es decir, un montón de cajas de cartón de diferentes medidas y tamaños.

En el programa habíamos visto que los hombres hacían fuetes para protegerse, así que construimos uno con las cajas y simulamos que los indios se acercaban. 

Después usamos una de las cajas mas grandes para simular una carreta con la que seguimos el camino hasta el otro extremo del continente y de la casa, es decir, al patio.







En el patio "la fiebre del oro" nos esperaba: preparé un río hecho con telas azules con 3 recipientes en los que había piedras de varios tamaños, arena y agua. Entre las piedras se podían ver unas cuentas doradas que eran las pepitas de oro. 

Usando un colador de cocina comenzamos la búsqueda del oro en el “río”, pero pronto Darío pensó que era mejor hacer la búsqueda con las manos. Sacamos todas las pepitas de oro y las reunimos.









El proyecto debía seguir haciendo un collar con las pepitas de oro recolectadas, pero Darío dijo que de ninguna manera, que esas pepitas eran para contar la historia de nuevo. Así que las regresamos “al río” y comenzamos la historia de nuevo desde el viaje en barco. 

Jugamos y jugamos de nuevo, quizá lo hicimos 3 veces hasta que Darío se cansó y le propuse ver la película de “Pocahontas” a lo que accedió feliz y vimos la película y comentamos datos del programa “Erase una vez un hombre” y de la película.


Pasamos un día agradable y muy divertido conociendo sobre la historia, los indios y los vaqueros.
Darío estuvo muy feliz y haciendo muchas preguntas sobre los indios, sobretodo. Además de que aprendió palabras nuevas.  

Tanto le gustó que esa misma noche, Darío seguía diciendo que al día siguiente contaría de nuevo la historia y construiría otro fuerte y buscaría mas pepitas de oro.


El proyecto fue todo un éxito.

Te dejo un abrazo

Yuria Prospero

jueves, 17 de julio de 2014

Ahí va un avión cargado de....

Inspirada en el carnaval de blogs que Familia en Tribu ha creado, pero saliéndome un poco de las reglas quiero contarte como es que Darío y yo jugamos en cuando tenemos que ir manejando.

Las distancias en la ciudad en que vivimos son como de 30min, quizá no es mucho (dependerá de a lo que estés acostumbrada), pero a Darío a veces le parecen LARGUIIIIIIISIMAS, entonces he sacado juegos que he ido aprendiendo en la vida para proponérselos y jugar mientras manejamos, hoy voy a platicarte uno de ellos.

Sé que el carnaval de blogs se trata de subir fotos de juegos que, de niña, jugaba en la calle, pero quise participar con este juego, que antes no jugaba en la calle, pero ahora si, aunque sea subidos en un automóvil ;)

El juego del que quiero hablarte es "Ahí va un avión cargado de..." y lo jugamos tomando turnos, primero Darío dice "ahí va un avión, un avión cargado de letra A" o cualquier letra que se le ocurra y yo reno que decir algo con la letra A que pueda ser llevado en un avión, luego es mi turno de decir una letra.

Por el gran interés que Darío tiene por las letras, el juego ha sido un éxito, lo jugamos mucho. Es un juego ideal para que el tiempo en el carro no pase lento y que sea divertido, porque obvio que luego inventamos palabras raras y nos reímos un montón.

En mi próxima participación, les prometo  un juego para el exterior ;)

Te dejo un abrazo
Yuria Prospero





miércoles, 28 de mayo de 2014

3 actividades para que tu niño aprenda a escribir su nombre HOY MISMO




Hoy estoy muy contenta de recibir aquí en el blog a Isis Lugo quien esta al frente del blog Todo Escritura. Isis tiene una gran experiencia en acompañar y guiar a los niños en el proceso de la adquisición de la lecto-escritura, el cual es un proceso muy espacial y que queremos que así lo vivan nuestros hijos. Te dejo con Isis y el artículo que nos comparte.




Escribir el nombre propio es uno de los primeros acercamientos del niño con la escritura formal, pues  forma parte del interés por identificarse a sí mismo por medio de los símbolos convencionales de comunicación escrita. 
Querer escribir su nombre es una de las primeras cosas que querrá aprender y este interés puede surgir a partir de los 3 años cuando podrá identificar sus pertenencias cuando tienen una etiqueta o reconocer su nombre en un anuncio publicitario que lo contenga.
Aprender a escribir su nombre no es algo que se dé la noche a la mañana, es un proceso que incluye mucha práctica dada la coordinación motriz fina y ojo-mano que necesita manejar el pequeño al momento de realizar sus trazos.
Para ayudarlo a aprender a escribir su nombre, te recomiendo estas 3 actividades que me han funcionado muy bien con mis alumnos:
Sentir el nombre propio
Antes de escribirlo con lápiz y papel, tu niño debe ser capaz de saber cómo son las letras que al juntarse dicen su nombre. Este es un proceso multisensorial que lo ayuda a hacerse una representación mental  de lo que debe poner en la hoja. Prueba con mostrarle su nombre en diferentes texturas: con letras de plastilina, de foamy, de cartón, de lija o cualquier material que ponga tenga relieve, puedes agregar aroma y sabor si lo formas con fruta cortada o pedacitos de pan.
Déjalo manipular su nombre, seguir los trazos con su dedo y todo lo que quiera hacer con él.
Borrando su nombre
Escribe su nombre en el piso con gis y pídele que lo repase con un trapeador o trapo mojado para que lo borre, siguiendo el trazo de las letras.
Puedes realizar esta actividad en el pizarrón y que borre con su dedo, o en una hoja de papel dejando que borre con el borrador del lápiz o con corrector.
Es una actividad novedosa para ellos, pues regularme le pedimos que lo escriba, no que lo borre y si lo piensas bien, si borra siguiendo el trazo de las letras ¡es como si lo estuviera escribiendo!
Completar su nombre
Una actividad que usamos mucho es el copiado. Es muy beneficioso si se sabe encaminar la actividad para que sea divertida. En lo personal, me gusta ponerles en una hoja un modelo con su nombre y debajo escribirlo de nuevo varias veces, pero en cada renglón que le falte una letra, de tal manera que el niño lo tendrá que completar cada vez hasta que lo tenga que escribir solo.
Cada letra del modelo que le pongas, puede repasarla con plumones de colores o pinturas.
¿Qué te han parecido éstas actividades?
Si aplicas alguna de éstas, ¡Me encantaría ver una foto! Puedes enviarla a mi cuenta de twitter o a mi correo todolectoescritura@gmail.com
Te invito a formar parte de la comunidad de padres y maestros interesados en el proceso de aprendizaje de la lectoescritura en niños, recibirás cada semana actividades y consejos útiles para acompañar a tu pequeño en este proceso.
Únete anotando tu correo electrónico en www.todolectoescritura.com 


Soy Isis Lugo, maestra de Educación Especial experta en acompañar de manera respetuosa el proceso de aprendizaje de la lectura y escritura en niños. Mi misión es asesorar a madres, padres y maestros para que puedan apoyar de la mejor manera a sus pequeños por medio de artículos, cursos y asesorías personalizadas.
Mi blog: www.todolectoescritura.com

martes, 15 de abril de 2014

La perfecta vida de revistas



Hoy me siento muy honrada de tener a Etna Hernández del blog Sembrar Estrellas. Sigo a Etna desde hace tiempo y me encanta todo lo que publica, así que estoy muy feliz de que hoy nos acompañe en el blog. Las dejo con ella.




Image courtesy of Ambro / FreeDigitalPhotos.net
Para una madre con 3 hijos muy movidos puede ser una montaña casi insalvable el simple hecho de criarlos día a día. Y si a esto se le suma un papá con trabajo rotativo, uno de los hijos excelente deportista y otro con solo 3 años…  el dolor de cabeza empieza a ser aún mayor.
Cuando Alba habló conmigo para que la ayudara, esta era su situación, o al menos la punta del iceberg. Ella estaba bastante desesperada y “para colmo” (como decían los que la conocían) quería educar a sus hijos sobre las bases del respeto y el cariño.
Alba había leído un montón de revistas sobre la madre perfecta, los hijos perfectos y la vida perfecta, y claro, se sentía derrotada e incapaz de lograr ese ideal tan soñado. El cansancio y el desorden, estaban minando su confianza en sí misma y sentía que no llegaba a nada y que al final del día solo salían de su boca sapos y culebras. 
Me dijo casi llorando que estaba cansada de gritar y que no quería seguir así, pero que sus hijos no querían hacer nada.
Yo no conocía a Alba. 
Nunca había hablado con ella, pero su caso era como el de muchas otras madres con las que había hablado. Estaba sola, agobiada y no sabía por dónde empezar.
Había caído en dos trampas muy comunes. 
Buscar la solución queriendo ser como otros y no mirando dentro de casa. 
Pero desoír a sus hijos y a sí misma para seguir un tonto ideal de perfección, definitivamente no estaba ayudándola. 
Dejar que las cosas se solucionaran solas. 
¿Qué?? … 
Alba necesitaba ayuda y pronto. 
Hablamos mucho, durante unas pocas sesiones telefónicas. Decidimos que necesitaba un plan y nos pusimos manos a la obra. 
Lo primero sería concentrarse en ver cuáles eran las características de su familia, y cuáles eran las necesidades de sus miembros
Para poder encontrar soluciones reales debía basarse en esto, plantearse objetivos realistas y a partir de ahí debería trazar un plan de acción y cumplirlo.
No fue sencillo, pues como todas las madres, tenemos mil y una responsabilidades en nuestras múltiples facetas como esposa, mujer, profesional, etc. Pero en poco tiempo la tranquilidad y la alegría volvieron a su hogar. 
Alba tomó las riendas de su vida.
 Ahora tenía una planificación del estudio de sus hijos clara y a su medida. Sabía como revisarla y hacerla trabajar para ella. Y yo me quede súper feliz de haber ayudado a otra mamá a encontrar su camino.
¿Necesitas que te ayude a ti?

Image courtesy of photostock / FreeDigitalPhotos.net

¿Quieres que te cuente sobre mi Curso-Membresía: “Crea tu organizador de estudios y liberate de enfados y reproches”, diseñado para ayudar a las madres a organizar el estudio de sus hijos?
Si estas interesada en saber más, no pierdas ni un minuto, porque mi Curso-Membresia comienza el día 21 de Abril, y las inscripciones estarán abiertas solo hasta ese día, o hasta que se agoten los limitados cupos.
Anímate a leer todo lo que tengo para ofrecerte, y disfruta mi Video GRATIS sobre cuáles son los factores que debes tener en cuenta para identificar tus necesidades y las de tus hijos.
Etna Hernández


miércoles, 12 de marzo de 2014

No se puede echar a perder un hijo con amor


Algunas veces me ha tocado ver a un niño o niña caerse y llorar, esto es normal a todos los niños les ocurre, pero me he asombrado mas de una vez al ver que la reacción de la mamá es voltearse y decir “no te pasó nada”. El niño llora y la mamá lo deja llorar.

Este es un episodio que me hace tener sentimientos diferentes: por una parte el asombro ante la frialdad de la mamá y por el otro siento un enorme deseo de abrazar y consolar a ese niño.

Aunque todas nos preocupamos por "echar a perder" a nuestros hijos, puedes estar segura de que nadie puede echar a perder a sus hijo con amor. El amor no echa a perder a los niños. El amor es imprescindible para el desarrollo saludable de un niño, simplemente no es posible amar demasiado a tus hijos. Ellos necesitan que sus padres y las personas que son importantes para ellos pasen tiempo con ellos, jueguen con ellos, les enseñen cosas, los protejan y disfruten la vida con ellos.

Los niños tienen muchas etapas que vienen y van muy rápidamente. Orgullosamente digo que cargue a mi hijo por 5 meses y medio las 24 horas del día. Él solo quería brazos y fue lo que tuvo. A los 5 meses y medio empezó a gatear y no quiso brazos ya mas. Inclusive cuando comenzó a caminar, caminaba y caminaba y hasta yo le decía: “¿te cargo?” y él decía que no. En verdad dejó los brazos y los comentarios sobre hasta cuando los vas a cargar y no van a querer caminar quedaron atrás y sin fundamento.

Enseñemos a nuestros hijos a ser cariñosos y empáticos con el ejemplo, las etapas pasan. Pero no hay que confundir, en verdad creo que no debemos sobre-reaccionar y hacer un drama, por ejemplo, de una caída, lo que creo que debemos es dar consuelo cuando nuestro hijo lo pide. Darío, mi hijo siempre ha sido consolado y ahora que tiene 5 años, él solo a veces dice que no le dolió, que no necesita “sana-sana”. Un beso a tiempo, un abrazo cuando lo piden es lo mejor que puedes darles para decirles “me importas, te quiero, tus sentimientos son importantes, los escucho y me solidarizo contigo”. ¿No es lo que quieres que te digan a ti cuando las cosas no están bien?

Es el trabajo de los padres de dar amor, seguridad y aliento. El proceso de crecimiento ofrece a los niños un montón de retos, acompañémoslos en ellos. Trata de escuchar abiertamente y entender su situación y comunicarse honestamente con ellos cuando tienen dificultades y decepciones en su vida.

Te invito a que el amor y la empatía sean parte de sus vidas y de la forma en que eduquemos y formemos a nuestros hijos. Ellos son personas y sienten como nosotros, reforcemos su autoestima y tratémoslos como queremos ser tratados, ellos aprenden con nuestro ejemplo mas que con nuestras palabras. Abrázalos mucho.

Espero tus comentarios
Un abrazo







Foto cortesía de David Castillo Dominici/Freedigitalohotos.net

jueves, 6 de marzo de 2014

Casa y cocina: Lavando juguetes en la lavavajillas






Ya antes había hablado sobre como lavamos los muñecos de peluche en la lavadora, si no leíste el artículo puedes hacerlo aquí. Ahora quiero hablar sobre como puedes lavar fácil y rápido los otros juguetes, los de plástico.

Darío tiene un montón de juguetes hay que lavar de vez en vez. La verdad que hay varias formas de hacerlo, unas mas complicadas que otras, pero mi favorita es usar la lavavajillas, ya que se pueden lavar todo al mismo tiempo y sin tanto esfuerzo, lo único que hay que hacer es meterlos todos a la lavavajillas y listo.




Te dejo algunas recomendaciones si es que decides hacerlo:

  • Antes de meter los juguetes a la lavavajillas cerciórate de que no tengan agujeros que permitan la entrada del agua al juguete, como en el caso de algunas pelotas de plástico que tienen un agujerito pequeño, pero suficiente para que el agua entre.
  • Si el plástico es delgado es mejor usar la parte alta de la lavavajillas, en donde colocas los traste delicados, es igual para los juguetes, los mas delicados van arriba.
  • No es buena idea meter colores de cera (crayolas) a la lavavajillas, revisa que no haya ni un pedacito dentro de los juguetes.
  • Si hay muchos juguetes delicados o de plásticos delgados apaga la lavavajillas antes de que comience el ciclo de secado.
  • ¿Tienes juguetes con partes metálicas? Recuerda que el aluminio no puede meterse en la lavavajillas
  • Los carritos igual y si se pueden meter, solo cerciórate que el agua no vaya a quedar adentro y si tenga salida.
¿Cómo lavas tú los juguetes? Comparte tus tips en los comentarios.

Te dejo un abrazo


Por favor no compartas mis fotos si avisarme que lo harás.
Mis foto son personales sobretodo las que incluyen a mi hijo.
Y si compartes este contenido o parte de él, por favor enlázalo para que tus lectores visiten el texto original en este blog.
No hagas lo que no quieras que te hagan a ti.